Dios creó a los seres humanos, no sólo para amarle a Él, sino también para amar a nuestros semejantes. — Sant Rajinder Singh Ji Maharaj