En lugar de dejar que pensamientos de odio y enojo nos posean y arruinen nuestras vidas, detengámonos y perdonemos a los demás. — Sant Rajinder Singh Ji Maharaj