Podemos limpiar nuestro corazón con una vida ética, servicio desinteresado y meditación. Entonces, al mirar en el espejo de nuestro corazón podremos encontrar al Señor allí. — Sant Rajinder Singh Ji Maharaj