Cómo vencer la ira y el estrés
a través de la meditación

Sant Rajinder Singh Ji Maharaj

La ira y el estrés se han convertido en personajes indeseados y permanentes en el juego de la vida. Aquí hay algunas formas prácticas para poder vencerlos.

A menudo nos damos cuenta de que estamos ante situaciones que nos hacen enojar y estresar. Ya sea en casa junto a la familia y amigos, en el trabajo con colegas, mientras nos desplazamos al trabajo o realizamos las tareas diarias, el estrés y el enojo se han convertido en parte de nuestra narrativa de hoy. He aquí algunas maneras prácticas con las que podemos vencer el enojo y reducir el estrés.

stress and meditation

Cuando estamos frente a una situación que causa enojo o estrés:

1. Alejense de la situación:

Debemos alejarnos del estímulo que nos está causando el enojo y encontrar un lugar donde podamos meditar en silencio. Esto nos dará un descanso, para que podamos reducir a un estado más tranquilo nuestra frecuencia cardíaca y las ondas cerebrales. Entonces, desde esta posición más calmada, podemos regresar con equilibrio para tratar la situación de manera más pacífica.

2. Escuchen primero

Cuando regresemos a la situación estresante después de meditar, debemos tratar de hablar sobre el tema con calma. Antes de compartir nuestros propios pensamientos, tratemos de escuchar cuidadosamente lo que la otra persona tiene que decir y veamos si tiene razón. Si es así, debemos asumir la responsabilidad y disculparnos por cualquier cosa que hayamos dicho o hecho para lastimarlos y decidirnos a no repetir la acción. Después de que la otra persona se sienta escuchada, puede estar más abierta a oír nuestro punto de vista.

Entonces, podemos compartir tranquilamente lo que pensamos para que ellos puedan entendernos tal como nosotros tratamos de hacerlo. Juntos, podemos examinar la manera de llegar a una solución en la que todos salgan ganando o lograr un acuerdo. De esta manera, podemos utilizar la resolución pacífica de conflictos para superar el problema sin recurrir a la ira y la violencia./p

3. Vayan al origen

A menudo, cuando examinamos de cerca la fuente de nuestra ira, nos sorprenderá saber que el ego tiene mucho que ver en ello. La ira se produce cuando las cosas no salen como queremos. Si podemos apartarnos de la situación y encontrar formas de hacer que las cosas funcionen de una manera que sea mutuamente beneficiosa para todas las partes, encontraremos que todo el mundo puede ser feliz y que habremos contribuido a que el entorno sea más pacífico.

4. Sean embajadores de la paz

La ira y el estrés surgen de la forma en que respondemos a las situaciones que nos rodean. He aquí algunas formas en las que podemos trabajar sobre nosotros mismos de forma regular, para convertirnos en embajadores de la paz y la tranquilidad frente a los desafíos de la vida.

5. La práctica regular de la meditación

A través de la meditación diaria, llevar una vida tranquila y pacífica se convierte en un hábito. Con el tiempo, un hábito se convierte en algo natural. Día a día, nos transformamos en personas pacíficas, no violentas y tranquilas y estas cualidades se irradian a los que nos rodean. El efecto expansivo de nuestra calma y equilibrio se extiende y no pasará mucho tiempo antes de que tengamos una familia, una comunidad y un mundo pacíficos. Después de todo, la paz comienza con cada uno de nosotros.

6. Amor por todos

A medida que experimentamos la Luz dentro de nosotros a través de la meditación, también despertamos a la comprensión de que la misma Luz resplandece en todos. Esto nos ayuda a darnos cuenta de que, a nivel del alma, toda la humanidad es una. Comenzamos a desarrollar amor por todos y a tratar a los demás con bondad. A medida que nos volvemos más amorosos y calmados, eliminamos gran parte de nuestro estrés y enojo y lo reemplazamos con amor y tolerancia por todos, volviendo más pacíficas nuestras propias vidas y las de los demás.

7. Servicio a la humanidad

Servir a los demás desinteresadamente puede ayudar a reducir el estrés. Cuando somos un miembro activo de una comunidad, nos volvemos más tranquilos y felices, lo que reduce la tensión y el estrés. Cuando ponemos a los demás primero, esto nos ayuda a desviar la atención de nuestros propios problemas, reduciendo así el estrés. Al servir a los demás, creamos una vida alegre para nosotros mismos y hacemos que la vida sea mejor para otros.

8. Adopten una dieta vegetariana:

Una nueva investigación ha demostrado el valor de una dieta vegetariana. Comiendo alimentos a base de plantas, podemos también reducir nuestro riesgo de contraer muchas enfermedades. La enfermedad y la dolencia pueden producir su propio estrés no sólo en nuestro cuerpo, nuestras familias, nuestro trabajo, sino también en nuestras finanzas. Si podemos mantenernos sanos a través de una alimentación saludable tal como adoptar una dieta vegetariana, también podemos reducir el estrés.

article Rajinder meditation end

 

Acerca del autor Sant Rajinder Singh Ji Maharaj

Siga a Sant Rajinder Singh Ji en Facebook  |  YouTube Instagram

¿Desea más información?

¿Como el estrés lastima al cuerpo?

Si cada uno de nosotros, individualmente, aprendiera a meditar y lo aplicara para ayudarse a superar los desafíos diarios, viviríamos más tranquilos y seríamos más productivos en lo que hacemos.

leer más

Sanarnos a nosotros mismos y sanar al mundo

Pongo ante ustedes una solución que traerá resultados definitivos: que cada uno de nosotros se sane a sí mismo. Si podemos sanar nuestro cuerpo, mente y alma a través de la meditación, habremos añadido un ser humano íntegro más a la población mundial.

leer más