Esparcir la fragancia del amor

Sant Rajinder Singh Ji Maharaj

Hay una hermosa expresión que dice: «La sonrisa no cuesta nada». Y esa sonrisa puede iluminar la vida de otra persona. Esa persona, a su vez, puede traer alegría a otras personas que conozca. Este ciclo continúa y nuestra única sonrisa o palabra amable se multiplicará tantas veces que un número de personas tendrán un poco de alegría adicional en sus vidas.

Yendo un paso más adelante, podemos empezar a cuidar incluso de los extraños. A lo largo del día, pasamos junto a tanta gente en la calle. Hacemos fila en diferentes tiendas para comprar cosas. Nos sentamos en trenes, autobuses y aviones con tanta gente. A menudo una sonrisa, un saludo o entablar una conversación con otra persona puede tocar sus corazones con un amor y afecto que tal vez no reciban de nadie.

Sant Rajinder Singh science spiritualityEs fácil permanecer en nuestros propios caparazones e ignorar a los que nos rodean. Pero a veces la gente no tiene con quién hablar, nadie con quien compartir sus problemas.

El amor y la compasión son las fuerzas que dan vida a los corazones dormidos. La vida no vale la pena ser vivida sin amor. Todos los seres, desde los más jóvenes hasta los más viejos, prosperan con el amor. Da alegría, éxtasis y dulzura a la vida. Deberíamos alimentar a todos los que nos encontremos con el amor y la compasión dadores de vida. Qué fácil es pronunciar una palabra amable y de aliento a los que nos encontramos. Qué felices podemos hacer los días de cada uno. Qué sencillo es sonreír a los demás y hablarles con frases afectuosas.

Ofrecemos flores como símbolo de amor a los que están cerca y apreciamos. Ofrezcamos flores a todos los que nos encontremos. Espero que llevemos estas flores en nuestros corazones y en nuestras acciones, para que emitan la fragancia del amor divino dondequiera que vayamos.

article Rajinder meditation end

 

Acerca del autor Sant Rajinder Singh Ji Maharaj

Siga a Sant Rajinder Singh Ji en Facebook  |  YouTube Instagram

Mas mensajes

La unidad de toda la vida

La unidad de toda la vida

El verdadero desarrollo espiritual llega cuando nos damos cuenta de que todos somos uno. Con esa comprensión, dejamos de sentirnos superiores a los demás. Llegamos a un estado en el que reconocemos que todos son importantes.

Confía en Dios

Confía en Dios

La belleza de la mano invisible de Dios es que a veces oramos activamente pidiendo ayuda y la recibimos. Pero hay muchas ocasiones en las que ni siquiera pedimos ayuda y la ayuda llega de todas formas.

La meditación es un esfuerzo sin esfuerzo

La meditación es un esfuerzo sin esfuerzo

Cuando meditemos, deberíamos rezar a Dios para que nos muestre y nos dé lo que crea que es mejor para nosotros. Deberíamos sentarnos amorosamente como si fuéramos una copa vacía extendida para que Dios pueda verter el Néctar divino en nosotros.