La meditación es un esfuerzo sin esfuerzo

Sant Rajinder Singh Ji Maharaj

En la meditación, no intentamos ver nada con nuestros ojos físicos. Estamos mirando con el ojo del alma. Por lo tanto, no hay necesidad de levantar los ojos hacia la frente para intentar ver algo allí.

Floating-feather-for-meditationLo que vemos dentro no es con nuestros ojos físicos, sino con nuestro ojo interno. No debería haber ningún esfuerzo. La meditación en la Luz es un esfuerzo sin esfuerzo.

Cuando meditamos, no deberíamos pensar que necesitamos ver esto o aquello. Cuando meditamos, deberíamos rezar a Dios para que nos muestre y nos dé lo que crea que es mejor para nosotros. Deberíamos sentarnos amorosamente como si fuéramos una copa vacía extendida para que Dios pueda verter el Néctar divino en nosotros. No tenemos que hacer ningún esfuerzo. Es un esfuerzo sin esfuerzo, donde nos sentamos relajados. Cerramos los ojos muy suavemente y vemos todo lo que se nos presenta con nuestro ojo interno.

A medida que lo hagamos más y más, descubriremos su facilidad en el proceso. Las primeras veces, podríamos querer abrir los ojos o rascarnos aquí o allá. Estas son cosas normales que le suceden a mucha gente al principio. Como nuestro cuerpo y nuestra mente no quieren que nos concentremos, intentan distraernos de una manera u otra.

Conforme más meditamos, podremos entonces concentrarnos y quedarnos quietos por un período más largo sin ninguna otra fuerza que nos distraiga. Nos acostumbraremos a mantener los ojos enfocados delante de nosotros en medio de lo que aparezca. Ya no tendremos que esforzarnos más. Simplemente miraremos como si una pantalla de cine estuviera al frente y esperáramos que la película se inicie. Esto evitará que nos esforcemos.

article Rajinder meditation end

 

Acerca del autor Sant Rajinder Singh Ji Maharaj

Siga a Sant Rajinder Singh Ji en Facebook  |  YouTube Instagram

Mas mensajes

La unidad de toda la vida

La unidad de toda la vida

El verdadero desarrollo espiritual llega cuando nos damos cuenta de que todos somos uno. Con esa comprensión, dejamos de sentirnos superiores a los demás. Llegamos a un estado en el que reconocemos que todos son importantes.

Confía en Dios

Confía en Dios

La belleza de la mano invisible de Dios es que a veces oramos activamente pidiendo ayuda y la recibimos. Pero hay muchas ocasiones en las que ni siquiera pedimos ayuda y la ayuda llega de todas formas.

¿Por qué necesitamos empoderar nuestra alma?

¿Por qué necesitamos empoderar nuestra alma?

El alma se ha perdido en el mundo de la mente, la materia y la ilusión. Empoderar el alma significa que retiramos el poder que la mente y los sentidos tienen sobre nosotros para que nuestra alma pueda en cambio controlar y guiar nuestra vida.