Independencia de las preocupaciones

Por Sant Rajinder Singh Ji Maharaj

Deseo un feliz cuatro de julio en que la gente celebra la independencia como nación. Muchos países de todo el mundo también tienen su propio día para celebrar la independencia. En los Estados Unidos, durante esta ocasión, hay mucho despliegue con fuegos artificiales, picnics y desfiles.

La mayoría de los eventos se realizan al aire libre, en patios, parques o a lo largo de las calles de la ciudad. El principal interés de la gente en esta época del año tiene que ver con los informes meteorológicos, ya sea de la televisión, la radio o el internet. Su mayor preocupación es si hará demasiado calor, si habrá lluvias o tormentas que arruinen sus preparativos al aire libre. Gran parte de la preparación de la celebración se tiñe con la preocupación por el mal tiempo. En algunos lugares, el miedo a los tornados y tormentas amenaza las celebraciones. Es típico en la vida preocuparse por el futuro o por las cosas que puedan suceder.

¿Cómo es que la preocupación causa estrés?

En los últimos años ha habido un gran interés entre los médicos, investigadores y personas en el campo de la psicología sobre el efecto que la preocupación tiene en la salud. La preocupación es una de las causas del estrés que, a su vez, puede crear enfermedades relacionadas con el estrés. Es interesante que la palabra «preocupación» viene del inglés antiguo que originalmente significa ahogar o estrangular. Si pensamos en el significado original de la palabra «preocupación», encontramos que describe con precisión lo que nos causa estar preocupados.

Si nos estamos ahogando o nos estrangulan, no podemos respirar. Nuestro suministro de aire se corta y luchamos por la vida. Aunque no asociamos asfixiarse con preocupación, si reflexionamos sobre ello, cuando uno se preocupa, en realidad estamos acortando nuestra vida. Es posible que no mostremos signos de angustia física inmediatos, pero lentamente con el tiempo, nuestro cuerpo exhibe algún grado de deterioro. El estrés produce hormonas que estaban destinadas a escapar del peligro. Ya sea huir o pelear. Libera hormonas que aumentan la fuerza de nuestros brazos o piernas para correr o luchar. Pero cuando sentimos estrés sin haber la necesidad de correr o pelear, esas hormonas circulan por nuestro cuerpo. Un exceso de ellas tiene el efecto de causar daño a largo plazo en diferentes partes del cuerpo. Aunque no nos están ahogando ni estrangulando, definitivamente con el tiempo causan enfermedades físicas.

Por lo tanto, los médicos y psicólogos han estado centrando su atención en ayudar a las personas a evitar las preocupaciones como un medio para mejorar su salud, tanto mental como física. Algunas de las investigaciones apuntan al hecho de que la preocupación es una condición que surge del miedo.

Se realizó un estudio que analizó los tipos de preocupación que tienen las personas. Más de un tercio de lo que los preocupa tiene que ver con cosas que nunca suceden. Otro tercio de la preocupación se refiere a cosas que sucedieron en el pasado y que no pueden ser cambiadas. El tercio restante de la preocupación está dividido entre preocuparse por cosas que conciernen a otras personas y no son de nuestra incumbencia, cosas que se refieren a enfermedades que en realidad tenemos o nos las imaginamos y a un pequeño porcentaje de cosas que son reales por las que debiéramos preocuparnos.

Piensen en la frecuencia con la que nos preocupamos enormemente por cosas que nunca suceden. Por ejemplo, consideren cuántas veces en los últimos años los informes meteorológicos hablaron de fuertes lluvias y tormentas que amenazaron con arruinar los planes para el 4 de julio. Sin embargo, el día resultó ser soleado y hermoso.

Nuestra mente proyecta eventos hacia el futuro que nos preocupan y algunas personas incluso se preocupan por un desastre inminente. Pueden pensar día y noche en tal supuesta amenaza. Es posible que lo hablen con otras personas. Algunos, pueden incluso perder el sueño por ello. La mayoría de las veces, lo que les preocupaba nunca ocurrió. El resultado es que todos esos días y semanas que pasaron pensando en su temor por el futuro arruinó mucho de su tiempo precioso de la vida. Era como si se ahogaran en sus miedos. Esas respiraciones vitales que se les asignaron se perdieron. La calidad de su vida se vio mermada por la preocupación.

 

Cómo evitar preocuparse

La próxima vez que comencemos a preocuparnos, podemos considerar si vale la pena gastar el tiempo de nuestras preciosas vidas en pensamientos sobre cosas que pueden suceder o no. Si realmente existe un peligro, entonces en lugar de preocuparnos, deberíamos hacer planes específicos para evitar la amenaza. Si tomamos medidas, habremos hecho todo lo que esté a nuestro alcance. No es necesario complementar esas acciones con preocupación. Tomar medidas es útil, pero preocuparse es inútil. Hagamos lo mejor que podamos y luego dediquemos el tiempo restante a algo que sea benéfico para otras personas o para nosotros mismos. Así, podemos eliminar una tercera parte de nuestras preocupaciones.

Otro motivo de preocupación son los acontecimientos que ocurrieron en el pasado y que no podemos cambiar. Puede ser cierto que lo que sucedió en el pasado no fue de nuestro agrado o del agrado de otros. Una vez que el evento pasó, no le hace bien a nadie preocuparse por ello. Lo que pasó, pasó. Preocuparse no lo cambiará; sólo nos enfermará. Así que, sufrimos doblemente por acontecimientos del pasado. Sufrimos una vez por algo que no nos gustó. Pero luego sufrimos repetidamente, a cada momento, al preocuparnos por ello, nos hace revivir esa situación una y otra vez en la mente. Es como volver a ver una película mala una y otra vez. ¿No es suficiente con una vez?

Aprendan del pasado, pero déjenlo ir

El valor de pensar en el pasado es sólo para aprender de él, tomar medidas para no repetir los errores y seguir adelante. Preocuparse por ello no lo cambiará. La preocupación ni siquiera nos hará evitar los mismos errores en el futuro. Deberíamos aprender la lección del pasado y decidirnos a mejorar en el futuro. Si pudiéramos olvidar el pasado, podríamos eliminar otra gran parte de nuestras preocupaciones.

Preocupación por las enfermedades

A muchas personas les preocupan las enfermedades. Esto tiene dos aspectos. El primero es preocuparse por las enfermedades que tenemos. Una vez más, no debemos preocuparnos por ello; más bien, tomemos medidas para hacer algo con nuestra enfermedad. Ya sea buscar atención médica o hacer algo que sabemos puede aliviarla. La preocupación no nos va a curar. Más bien, la preocupación puede aumentar nuestra condición médica al añadir una capa de estrés.

El segundo aspecto es la preocupación por enfermedades que no tenemos. Muchas personas leen artículos sobre enfermedades y cuando terminan de leerlos sienten que tienen esa misma enfermedad. Si tenemos la enfermedad, busquemos atención médica. Pero si no la tenemos, ¿por qué vivir preocupados en contraerla? Sólo nos enfermamos debido a la preocupación a pesar de estar gozando de una buena salud.

Hay miles de enfermedades que podemos contraer. ¿Por qué preocuparse por ellas? Definitivamente debemos tomar medidas para evitar enfermarnos, cuidando la salud, evitando cosas que nos enfermen y llevando un estilo de vida saludable. Esos son pasos positivos. Sin embargo, la preocupación es innecesaria. La preocupación por sí sola no va a impedir que nos enfermemos y no nos va a curar si lo estamos. Si eliminamos la preocupación relacionada con la salud, estaremos mucho más sanos.

Actuemos sin añadir estrés a nuestras vidas

Cuando terminamos de eliminar las causas innecesarias de estar preocupados, encontramos que sólo hay un pequeño porcentaje de cosas por las que vale la pena preocuparse. Pueden ser problemas financieros, problemas reales de salud, problemas de trabajo, problemas en las relaciones y problemas familiares. Una vez más, la preocupación no va a resolver los problemas. En su lugar, debemos tomar medidas positivas para resolverlos. Mientras tomamos esas medidas, no debemos preocuparnos por ellos, ya que eso no contribuye a la solución. Somos conscientes de que podemos actuar sin añadirle estrés a nuestras vidas.

Cuando pensamos en el significado original de «preocupación», como el de ahogar nuestras respiraciones, esto puede servirnos de recordatorio para dejar de preocuparnos. Debemos tratar con cada situación y luego dejarle el resto a Dios. De esta manera, podemos hacer el mejor uso de cada una de las respiraciones de vida. Descubriremos que la vida estará más bajo nuestro control. Cuando tenemos el control de nuestra vida y dejemos de preocuparnos, tendremos más tiempo para dedicarnos a dar los pasos para alcanzar nuestras verdaderas metas de la vida. Tendremos mejores meditaciones, mejores momentos con nuestros seres queridos y más paz en nuestras vidas al dejar de preocuparnos.

Confianza en Dios

Una de las mejores maneras de declarar la independencia de la preocupación es confiar en Dios. A veces en la vida pasamos por buenos momentos y otras veces por dificultades. Cuando las cosas salen bien, creemos en Dios. Sin embargo, cuando a pesar de nuestros mejores esfuerzos y bondad todo sale mal, entonces nos preguntamos si existe Dios.

En nuestras propias vidas, podemos reflexionar sobre los momentos en que nos preocupamos por que las cosas no salieron como queríamos. Comenzamos a cuestionar a Dios y cuantas cosas malas nos pasaron. Sin embargo, más tarde nos damos cuenta de que al final todo salió bien. Lo que parecía ser un revés en realidad fue una bendición, porque al final las cosas salieron mejor de lo que hubiéramos podido organizar nosotros mismos.

Nos damos cuenta de que Dios está siempre con nosotros y nos cuida. A veces no podemos verlo de inmediato, pero en el momento apropiado descubrimos que la sabiduría de Dios sabía lo que era mejor para nosotros.

En este 4 de julio, declara la independencia de la preocupación a través de la meditación

Una manera de desarrollar confianza en Dios es meditar. Cuando meditamos y vamos dentro, descubrimos a Dios en nuestro interior. Entonces, ya no hay más preguntas de si existe o no. Llegamos a ver a Dios y todas las maravillas que hay dentro. Con esta conciencia, ya no tenemos que cuestionar la sabiduría de Dios. Vemos la mano de Dios en todas las cosas y sabemos que todo lo que sucede es lo mejor para nosotros.

Al celebrar este 4 de julio, declaremos también nuestra independencia de la preocupación confiándole a Dios todas las áreas de nuestra vida. Podemos hacerlo a través de la meditación durante la cual experimentamos de primera mano la presencia de Dios en nuestras vidas.

article Rajinder meditation end

Acerca del autor

Sant Rajinder Singh Ji sos.orgSant Rajinder Singh Ji Maharaj es reconocido internacionalmente por su trabajo en promover la paz interna y externa a través de la espiritualidad y la meditación. Es el director espiritual de la Ciencia de la Espiritualidad y viaja por todo el mundo enseñando a la gente a meditar, para lograr la paz, la felicidad y la alegría

Sant Rajinder Singh Ji ha presentado su poderosa y a la vez sencilla técnica de meditación a millones de personas. Para más detalles y próximos programas, por favor haga clic aquí.

Siga Sant Rajinder Singh Ji Maharaj en   Facebook    YouTube      Instagram

¿Desea más información?

10 maneras de permanecer en la luz en esta temporada festiva

¡La temporada festiva está sobre nosotros! Si eres como la mayoría de la gente, sientes una gran cantidad de emociones por este hecho. Estas emociones pueden variar desde la alegría y la emotividad, hasta… el estrés y la ansiedad por la idea de celebrar con la familia y los amigos. Sí, todos hemos pasado por eso. Así que, este año, pensamos en compartir nuestra lista de diez maneras inspiradas espiritualmente, para estar tranquilos y con los pies en la tierra, y «en la luz» mientras asimilamos todo lo maravilloso de esta época especial del año.

leer más

«El año del vegano»

La dieta vegetariana, incluyendo el veganismo, se convierte rápidamente en una corriente dominante y su popularidad se entrecruza con todo tipo de género, edad, cultura, raza, ideología política y diferencias económicas.

leer más

Construyendo puentes a través de la meditación

Grandes filósofos han dicho: «Conócete a ti mismo». Este mandato debería ser la primera cosa a la que nos dediquemos al entrar en este mundo. Nuestro objetivo principal debe ser descubrir quiénes somos y cuál es nuestro propósito en la vida. ¿Somos una gallina o un águila que puede elevarse en el cielo como el rey de los pájaros?

leer más

La meditación y la unidad humana

A medida que viajamos internamente a través de la meditación, nos damos cuenta de que Dios es toda Luz. Reconocemos que como alma somos también un rayo de la misma Luz Divina. Comenzamos a ver que la misma Luz de Dios que está dentro de nosotros también está en todos los demás seres de la creación.

leer más

¿Como el estrés lastima al cuerpo?

Si cada uno de nosotros, individualmente, aprendiera a meditar y lo aplicara para ayudarse a superar los desafíos diarios, viviríamos más tranquilos y seríamos más productivos en lo que hacemos.

leer más

¿Por qué vegetariano?

La dieta que elegimos impacta todos los aspectos de nuestra salud y afecta al medio ambiente. Personas de diferentes orígenes y culturas han optado por ser vegetarianas y la dieta se está convirtiendo rápidamente en una tendencia dominante. De hecho, algunos sugieren que la pregunta ya no debería ser «¿Por qué eres vegetariano o vegano?», sino «¿Por qué no lo eres?»

leer más