Nuestro cuerpo, compuesto de elementos terrenales de materia, no es nuestro verdadero ser. — Sant Rajinder Singh Ji Maharaj