Si una parte de Dios vive en nosotros, igual ocurre con otra parte de Dios que vive en alguien más. — Sant Rajinder Singh Ji Maharaj