Los santos hablan para el mundo en general, pero sólo unos pocos afortunados escuchan. — Sant Rajinder Singh Ji Maharaj